sábado, 25 de noviembre de 2017

Luna de otoño en Japón - MOMIJI


Es bonito apreciar la belleza de la Naturaleza en cada una de las estaciones del año.

En Japón, disfrutar de la caída y colores de las hojas en otoño se conoce como KOYO  o MOMIJIGARI. Las hojas caducas resplandecen en tonos rojos, naranjas y amarillos.

Nosotros para plasmar la estación de este momento, vamos a elaborar un mural muy especial, será un otoño japonés.

Primero han picando las siluetas de las setas y las han adornado con plastilina.



¡QUÉ BONITAS!





Los niños han dado vida y color a las hojas recogidas por ellos mismos, con rotuladores han dibujado sus cuerpos en cada hoja otoñal. Han imaginado que eran ellos disfrazados de hoja.




¡ ORIGINALES Y DIVERTIDOS "OTOÑO -RETRATOS"!




¡Ya están listos para formar parte del mural!


Estampamos con temperas, colores del otoño, en ramas de árboles.




Entre todos hemos pintado una casa tradicional japonesa y ha quedado fascinante.




Los conejitos que se comen el mochi, en aquella fiesta de la luna de otoño a la que asistió Moli, los hemos llenado de bolitas de algodón


Un bonito cielo de acuarela...


En el otoño japonés luce una luna llena plateada y brillante, elaborada con trocitos de papel albal.


¡ Nos encanta cómo está quedando, seguimos trabajando!


 Colocamos el mural en la galería, y así podemos seguir completándolo. Ahora, lo adornamos con nuestros retratos de hojas y nuestras setas.









Y ahora sólo nos faltan...unas estrellas...¡Preciosa noche estrellada de la primera luna llena de otoño!.

¡Preparados  e ilusionados esperamos nuestro turno!














Nos encanta como ha quedado. Ya podéis contemplarlo, ya los primeros curiosos que han ido pasado por la galería han podido disfrutar de nuestro trabajo. Nosotros estamos muy orgullosos de la obra plástica  que hemos conseguido,  el esfuerzo y el trabajo  en equipo lo han hecho posible.










3 comentarios:

  1. Que bien se lo pasan aprendiendo que ric@s

    ResponderEliminar
  2. Siendo artistas y protagonistas lo pasan genial. Disfrutan aprendiendo sin casi darse cuenta. El trabajar en equipo y ver resultados les motiva mucho. ¡Tienen mucho talento!

    Ana y Macarena

    ResponderEliminar